FINCA Y ENTORNO

AOVE Monteoliva Cordobesa

Monteoliva Cordobesa, ubicada en Montilla-Córdoba trabaja el aceite de oliva virgen extra desde 1870.

 

Nuestros olivos se encuentran en plena naturaleza, en un entorno y con un clima idóneo para la obtención de un fruto de calidad que desarrolla unas características organolépticas complejas.

 

Con una fuerte tradición olivarera, nuestras finca está ubicada en un terreno calcáreo de colores rojizos que hace que sea una tierra cálida, rica, y especialmente llena de vida muy propicia para la elaboración de. AOVE. Son terrenos con elevaciones suaves propias de la campiña, con una privilegiada situación de aislamiento, convirtiéndolo en un enclave único que ofrece espectaculares amaneceres y puestas de sol.

 

Monteoliva Cordobesa dispone de un clima semicontinental mediterráneo que le dota de unos veranos cálidos, largo y secos e inviernos cortos muy favorable al cultivo de la aceituna y por lo tanto para la producción de AOVE.

 

Los olivos tradicionales de la zona, Arbequina, Hojiblanco y Picuales se plantaron entremezclados siguiendo la tradición para favorecer la polinización beneficiando de esta manera la generación de un abundante AOVE.

 

Los aromas y sabores afrutados propios del AOVE de la Arbequina, a hierba fresa con notas del almendra de la Hojiblanca se unen a la estabilidad del Picual.

Nuestra Finca de AOVE

Nuestra almazara es la síntesis perfecta de nuestra filosofía que busca combinar tradición y tecnología apostando por la calidad como factor de diferenciación para la producción de AOVE. Aunamos maquinaria actual con el saber hacer tradicional.

 

El riego localizado por goteo, además de maximizar así la eficiencia del agua, garantiza el perfecto desarrollo y maduración del fruto. Todo ello produce un AOVE con aromas, sabores y matices diferenciales muy característicos.

 

Los tratamientos de la finca se realizan en primavera y otoño. Tanto la poda como el clareo, es realizado por personal especializado. De esta manera, al eliminar las ramas que no son necesarias, menos nutrientes le robarán al olivo estas ramas, consiguiendo de esta manera tener el olivo más fuerza y energía, para cuando llegue la época de floración.

 

La baja pluviometría es un aliado a la hora de evitar problemas de hongos y la población de mosca se controla fácilmente mediante trampeo y fosfato biamónico como atrayente. Aunque Monteoliva Cordobesa está en un enclave idóneo para el cultivo de la aceituna y generación de AOVE al tener una tierra fértil, también deben de realizarse labores de abonado del suelo para proporcionarle todos los nutrientes que éste necesita de cara al el comienzo de la brotación. Al tener una producción ecológica, no utilizamos herbicidas, sino que mejoramos la fertilidad del suelo con productos naturales.

 

A pesar del menor rendimiento de las aceitunas verdes, la cosecha temprana nos permite conseguir los más puros y exquisitos aromas. Además realizando la recogida de la aceituna temprana, favorecemos que el olivo tenga tiempo para recuperarse tanto del vareo, como por la absorción de nutrientes que ha realizado la propia aceituna. Por eso nuestra época de recogida comienza a mediados de octubre. Dado que cada variedad tiene distinta fecha de maduración, realizamos una recolección escalonada, en el momento óptimo y escogiendo exclusivamente aceituna del árbol evitando dañar tanto la aceituna como el propio árbol durante el proceso de recolección.